Mario Torres Dujisin reflexionó sobre el origen de la estrecha relación entre literatura y música

El destacado escritor nacional compartió una de sus obras llamada “La compuerta” para graficar cómo el proceso literario creativo está íntimamente ligado a la influencia de la música.

 

Junio, 2017.- En la Casa Colorada se inició el primer ciclo de Talleres Literarios “Al Calor de las Letras” con la exposición del destacado escritor nacional Mario Torres Dujisin, quien expuso y reflexionó sobre la estrecha relación entre Literatura y Música ante un atento auditorio que se dio cita en el mencionado edificio patrimonial de Santiago.

Este evento se enmarca en la serie de charlas que realizarán importantes exponentes de las letras nacionales convocados por la Sociedad de Escritores de Chile (SECH) y la Subdirección de Cultura de la ilustre Municipalidad de Santiago, en un ciclo que contempla otras cuatro sesiones.

Durante el taller, Mario Torres Dujisin compartió uno de sus cuentos llamado “La compuerta”, que relata la historia ficcionada del asesino del Archiduque de Austria Francisco Fernando ocurrido en Sarajevo, a fines de junio de 1914, hecho que desencadenó la Primera Guerra Mundial luego que Austria le declarase la guerra a Serbia. En ese contexto, el autor luego mostró un video con música de Los Balcanes de principios del siglo XX acompañada de imágenes del combate y el desastre ocasionado por el conflicto bélico.

“Es un romance que existe entre la música y literatura, nadie sabe cuál es el primero, se influyen mutuamente, no es unilateral, es compartido”, sostuvo Torres al explicar que el cuento se sitúa en la ex Yugoslavia y que está influido por la música de los Balcanes, música esencialmente campesina que termina transformándose en música de protesta, al igual que lo que ocurrió en Chile.

Así mismo, concluyó que es interesante mirar la evolución de la música, de cómo ésta va siendo resultado de los procesos sociales, como por ejemplo en el jazz se puede vislumbrar la revolución industrial a través del uso de los metales.

Roberto Rivera, presidente de la SECH, señaló durante su intervención que “el poema y la música nacieron juntos”, citando ejemplos como ha sido la influencia del jazz o del tango en la literatura, agregando también la presencia del Fado, que más bien combina la expresión de ambas artes y que refleja como la literatura y la música están estrechamente ligados.

Durante la jornada, también participó Verónica Garay, destacada cantautora y docente de Música, quien presentó la musicalización que hizo de la obra “Todas íbamos a ser reinas”, de Gabriela Mistral. Además, cantó la musicalización del poema “Te quiero”, de Mario Benedetti, como ejemplos de cómo ambas disciplinan se unen y complementan para constituirse en otra obra. “La letra y la música se transforman en un mundo increíble”, concluyó.

Los talleres se realizan todos los viernes de junio y hasta el 14 de julio en la Casa Colorada, desde las 18.00 horas, y la entrada es gratuita.