Feria Guadalajara: SECH reclama diálogo abierto y solicita comisión de trabajo conjunta

En aras a mantener un diálogo fraterno, nosotros como gremio, solicitamos a usted, tenga a bien, revisar el procedimiento y se considere a los menos conformar una comisión de trabajo representativa, donde por cierto no se excluya a las organizaciones culturales – gremiales, se abran temarios y debates, con ánimo de subsanar las falencias que la comunidad literaria ha observado y del cual nos hacemos parte.

 

Señor

Luciano Cruz-Coke

Ministro Presidente

Consejo Nacional de la Cultura y las Artes

Presente

 

Estimado Ministro:

Junto con saludarlo, me dirijo a usted en nombre del Directorio de la Sociedad de Escritores de Chile, para hacer presente nuestra preocupación ante una serie de hechos que dicen relación con la Feria Internacional del Libro de Guadalajara donde nuestro país es Invitado de Honor.

Si bien agradecemos la invitación extendida hacia mi persona, el pasado 26 de junio, en mi calidad de presidenta de la SECH, para formar parte de la delegación chilena, como la de otros autores que lideran algunas de nuestras filiales, nos preocupa la marginación de la que ha sido objeto nuestra institución, al descartar de plano su contribución en el programa cultural de tan importante evento literario, que a nuestro juicio, adolece de representación, comprendida toda su gama.

Siendo la SECH la organización más representativa de los escritores en nuestro país y por tanto, conocedora del universo literario nacional, con todos sus matices, resulta muy poco afortunado develar que en ningún momento fue convocada, como tal, a ser parte de algún equipo de trabajo que recogiera nuestras propuestas, en forma directa, o a través de nuestros representantes en el Consejo Nacional del Libro y la Lectura, y tampoco hubo instancia válida donde éstas  fueran presentadas y advertir la inclusión por ejemplo de ciertas temáticas y panoramas culturales que consideramos, no pueden estar ausentes en la visión que como país, queremos entregar, en el más  importante evento literario de América Latina.

Reclamamos un diálogo abierto que consideramos sustancial en los ámbitos de la política cultural y por cierto, a la hora de recibir aquellas propuestas en las mesas que ayudarían a presentar a un Chile multicultural, multirracial y de género, que comprende su diversidad, rica en expresiones vivas y que han contribuido a abrir el debate literario más allá de su propio género; al ensayo, a la crónica, al testimonio para dar cuenta de la historia de este país. Si menguáramos el espacio que se ha ganado, estaríamos dando una pobre visón de nuestra cultura.

Convengamos en que Fil Guadalajara, junto con presentar oportunidades para la industria editorial , en especial la industria nacional, nos otorga la invaluable ocasión de promover a nuestras escritoras y escritores contemporáneos y si bien valoramos la representación que otorga la nómina de autores dada a conocer por el Consejo de la Cultura, que reúne a importantes escritores galardonados, estamos ciertos que debemos hacer hincapié en aquello que falta, en especial exponentes de toda una generación de poetas y ensayistas de tremenda importancia, de los de los años 60-70-80-90 y 2000 que dan cuenta de nuestra historia literaria cuya obra se sustenta y proyecta por sobre intereses comerciales puntuales.

También, nos referimos a mujeres poetas que, hasta la fecha, no están incluidas en este evento ferial de tanta envergadura, sin dar cuenta de toda una trayectoria apasionante, marcada a través de los años, por reivindicaciones de toda índole.

Al mismo tiempo, se desconocen los lazos más profundos entre ambos pueblos. Como no dar cuenta de la literatura en el exilio y al invaluable  rol solidario que jugó justamente México al dar asilo a toda una generación de escritores, artistas e intelectuales chilenos, tales como Armando Cassígoli, Poli Délano y Rodrigo Quijada, presidente y directores de SECH en el año 1973; Luis Enrique Délano, Bernardo Baytelman, Hernán Lavín Cerda, Herman House, socios activos y participantes, sólo por nombrar algunos.

Asimismo, señor Ministro, nos permitimos explayarnos al hacer ver nuestro compromiso por preservar la memoria literaria de nuestro país en toda su complejidad. Después de haber vivido un oscuro período de exclusión, ponemos especial cuidado en resguardar los derechos e intereses de aquellos que son los más desvalidos en la llamada cadena del libro, los escritores.

Nuestra institución, parte importante de la sociedad civil, no conoce aún los mecanismos de formación del equipo asesor, como los parámetros utilizados por ellos, al decidir sobre la organización de La Feria.

Con pesar vemos que esta comisión desconoce la relación de la SECH con México. No hay mejor testimonio de ello que el memorable Refugio López Velarde, fruto del “Plan Chileno-Mexicano de Cooperación Fraternal 1960-1964”, ubicado en nuestra Casa del Escritor, con todo su peso patrimonial y que ha albergado a tantos escritores mexicanos, chilenos y extranjeros, como también, ha sido objeto de interés y estudio de residencias artísticas. Es nuestra responsabilidad mantener vivo tal acontecimiento y tal es la importancia que en el año 1963 para conmemorarlo, dio origen al esplendido libro titulado “Presencia de Ramón López Velarde en Chile”, selección de poesía y prosa del vate zacatecano, realizada por nuestro Premio Nobel, Pablo Neruda y el gran poeta brasileño Thiago de Mello, a cargo de la edición, que contó con 5.000 ejemplares impresos y que es joya literaria y patrimonio de nuestra institución, de los escritores de Chile, México y su pueblo. Desde entonces, El Refugio fue el lugar de la tertulia, como de acaloradas arengas.

Por otra parte, cabe también hacer presente la ausencia de una mayor presencia de escritores regionales en la Delegación Oficial que representará a nuestro país en Guadalajara. Los creadores de dichas regiones poseen obra y trayectoria más que suficiente para haber sido considerados en la invitación gubernamental o al menos dar las facilidades para su inclusión a través de otros mecanismos de financiamiento.

Acordemos entonces, en que no basta sólo con los esfuerzos económicos que reconocemos, para hacer de esta colosal Feria del Libro una gran fiesta literaria. En la situación actual del libro y la lectura, la presencia de la industria editorial, no asegura una participación de nuestra realidad literaria, es por ello que nuestra institución tiene un rol que cumplir, esencia de su existencia.

Por todo lo anterior, en aras a mantener un diálogo fraterno, nosotros como gremio, solicitamos a usted, tenga a bien, revisar el procedimiento y se considere a los menos conformar una comisión de trabajo representativa, donde por cierto no se excluya a las organizaciones culturales – gremiales, se abran temarios y debates, con ánimo de subsanar las falencias que la comunidad literaria ha observado y del cual nos hacemos parte.

 

Sin más, se despide con especial atención.

 

 

 

 

Carmen Berenguer

Presidenta

Sociedad de Escritores de Chile

 

 

 

Santiago, 13 de julio de 2012

CB/xt

Un comentario en «Feria Guadalajara: SECH reclama diálogo abierto y solicita comisión de trabajo conjunta»

  • el 21 julio 2012 a las 21:54
    Enlace permanente

    si necesitan de mi firma, autorizada completamente

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.