Taller Virtual El Charleston – SECH

El Taller de creación de cuentos El Charleston, conducido por el escritor Jorge Calvo, forma parte del programa de talleres ofrecidos por SECH.

Inició sus actividades en abril de 2019, con seis integrantes, aumentando a 9 en el semestre siguiente. Debido al estallido social debe trasladarse a una dirección que amablemente ofrece la socia de nuestra institución Paulina Correa. A partir de fines de marzo de 2020 a raíz de las restricciones impuestas por la epidemia de coronavirus COVID – 19 que estamos enfrentando, el taller -con una docena de miembros- se encuentra funcionando en sesiones online.


Cimarra

Antonio Riquelme.

Con el Maxi se nos ocurrió hacer la cimarra después de almuerzo. Fuimos a mi casa a jugar Play. Nos fumamos un pito primero y mientras jugábamos nos reíamos por todo. En eso llegó mi mamá. Dijo que andaba apurada así que me pasó diez lucas por si nos daba hambre. El Maxi me dijo que yo tenía suerte de tener una vieja tan bacán. Después que se fue no me reí tanto. Me quedé pensando que me habría sentido mejor si por lo menos me hubiera preguntado por qué no estaba en clases.


Presencia

Paulina Correa

Llevaba días pensando en la distancia, pero el problema no es ese, es el tacto, el aroma y el sabor, porque lo ve como si estuviera ahí sobre su almohada. Ve sus ojos y siente su voz, la voz tiene una materialidad que entra en su cerebro y desencadena procesos que le hacen creer que está ahí, al alcance de su mano, pero la única tibieza es la de la pantalla del celular, que lleva mucho rato mostrando su imagen. Pero no lo huele, no siente su perfume, la brizna de tabaco y ese olor a su piel y su cabello, no está el sabor de su cuerpo. Los dedos pasan por la pantalla suave y no logra sentir su barba. Pero el ríe y la sonrisa pasa de este lado, se instala en su pieza, ilumina la habitación y le da ánimo, valor para cortar la luz y no temer otra noche, ahí en el velador sabe que él está, que no es la batería sobrecalentada, no, es el amor al otro lado de la pantalla ,verifica que el aparato esté enchufado y ahora si corta la luz .


La tetera

María de la Estela

Servirse una taza de té, es un acto cotidiano, pero si ¡La tetera te golpea! ¡Todo cambia! Lo insólito de la situación, despertó en mí…todos los miedos existenciales. ¿La vida en lo inmaterial? ¿Las presencias… más allá de nuestros sentidos?… Lo peor vino después… cuando le conté a mis amigos. Ellos comentaron… ¿Estás segura?… O, ¿Te lo imaginaste? ¿Estas estresada? …¿Haz tomado tus pastillas? ¡Eso no hacen las teteras!… ¡Mejor anda al médico!… Todos dudaron de mí, ninguno de la tetera.


Inocencia

Musa Moreno

Tres metros a la derecha: muro, tres metros a la izquierda: muro. Un traga luz indica el baile del sol.
Ya no puedo ver a mi madre, siempre que trae la comida está envuelta en un traje de astronauta, como de cuento, con guantes verdosos que le llegan al codo. La escucho moverse mucho durante el día
Pruffea. Escracracha. Pumpumblea
Los cuidados se han triplicado, los cariños han bajado a menos de cero; así es la vida cuando eres un niño de cristal mientras afuera la ciudad se cae a pedazos.


El advenimiento.

Gonzalo Pérez

“(…) Dicen que cada 10.000 años sucede el advenimiento, un antiguo relato que se cuenta en la lejana región de Jun:

“El ángel o el demonio de la humanidad proveniente de la esfera celeste.
La prole del agua y el cielo será capaz de transformar la tierra.
Solo el corazón de la gente determinará donde yace la llave del juicio.
Mientras los gigantes ciegos se enfrenten con los destellos de los tiempos olvidados, la tierra llorará añorando por la revolución.
El momento de la separación será determinado por el demiurgo que carga el espíritu de la conexión divina.
Luego del advenimiento, solo restará esperar la decisión del mesías dividido entre lo que fue y será”.

Este relato se ha contando por incontables generaciones entre la tribu de los llamados “caminantes ligeros”, que habitaban en una pequeña parte del lago Lulethe de la región de Jun, pero que luego de las persecuciones de Lodo, se encuentran disgregados por todo el continente.

Hace poco se ha observado un gran movimiento de esta tribu desde diversos países vecinos, para retornar al “Klot”, o lago sagrado, que dicen combina el agua y el cielo.

Entre los diferentes nómades que nos ha tocado entrevistar, nos dijeron que las señales eran inequívocas, que debían retornar al lugar del origen, pues el momento de la revolución se acercaba, el demiurgo ya se encontraba en nuestro territorio.

Esto ha derivado en profundos conflictos a nivel de las fronteras, muchos países se han negado a permitir la salida de los miembros de la tribu debido a su conexión con la distribución de los artefactos antiguos.

Principalmente el país de Uvu ha tenido muchísimos problemas para retener a la población descendiente de la tribu, y ha estallado un conflicto armado entre diferentes facciones. Las repercusiones de ese conflicto han implicado un colapso de parte de nuestras exportaciones, por lo que se ha pedido la intervención del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El efecto de la guerra se acerca cada vez más a nuestro territorio, por lo cual, le pedimos analice esta información y decida un plan de acción (…)”.

Extracto del Reporte N7/09 dirigido al Ministro de Relaciones Exteriores de la Ciudad de Tely.


Muerte

Yasmin Navarrete.

Un día llegó la muerte intentando jugar al ajedrez.
Sin atisbar las próximas jugadas, sabía que no ganaría,
cuando el tablero ya no tenía escaques.


La piedra y el hombre

Vanessa Mancilla.

En medio del parque de nombre y días, un hombre camina con un ramito en la mano buscando el sendero que enterró en su memoria. Aquel camino le lleva a la piedra que yace enclavada en un cerro y se le ve de espaldas esconder su pena. Deja atrás las flores y le encomienda acompañar al hombre que se quedó labrado en granito en la tierra. Él camina de regreso a su vida, a esperar la fecha que se esculpirá en la piedra de al lado.


Herramienta Secreta

Rino Salas

El día que acudieron de la funeraria a vestir al occiso se encontraron con que el finado era jorobado y había muerto muy encorvado. Los tipos de las pompas fúnebres solicitaron a los deudos abandonar el dormitorio para proceder a vestirlo y colocarlo en el cajón. La curvatura que tenía el cuerpo hacía imposible colocarlo en el cajón. Desde afuera se sintió un fuerte golpe como si se quebrara un palo seco, luego le llevaron ante sus deudos con su carga estirada cuan largo era el féretro.


Melodía

Maritza Delgado

Le gustaba sentir los labios oscuros de él, húmedos y fuertes sobre ella. Le gustaba cómo la sostenía sin dejarla caer ni en los momentos de mayor éxtasis. Su pañuelo… oh, sí, ese pañuelo blanco que siempre suspendía con su mano izquierda y que usaba para limpiar el sudor que le provocaba estar tan pegado a ella. Celoso, gigante, a veces con sabor a humo, flotaban el uno al otro con las notas de música que les atravesaba.


Sirena y Camello

Ximena Pedraza

Dos jóvenes trapecistas en el aire se conocieron, reconocieron su espíritu volátil, su pasión, fuerza y entusiasmo. Al bajar, se estrechan las manos y, emprenden viaje juntos, apenas pisan la tierra.


Seres en la oscuridad aparente

Renata Carreño

En una habitación sin sombras ni luz, se encuentran las personas que no se mueven ni se van.


Fotografía de Ximena Catalina Pedraza B.