Pedro Vicuña sobre la poesía griega: “Es una gran poesía porque tiene conciencia de las posibilidades reales del hombre”

El último día de noviembre la Casa del Escritor de la SECH albergó una muestra de poesía griega en voz del actor, poeta y traductor Pedro Vicuña. “Mi tesis sobre el teatro es que existe el teatro porque el hombre se encuentra solo, distante de Dios. (…) Toda la relación de la filosofía presocrática es la relación del hombre con su entorno material. (…) Es una gran poesía esta porque tiene conciencia de las posibilidades reales del hombre.”

La lectura de poemas alternada con comentarios históricos y apreciaciones críticas incluyó a Odysséas Elytis, del cual  Vicuña publicó con Tajamar Editores, “Antología inicial” (2015); Georges Seferis, también traducido por Vicuña (Antología poética, Visor, 1989); y los menos conocidos Manolis Anagnostakis y Takis Sinopoulus, de los cuales presentó traducciones inéditas.

La relación del hombre con el territorio, el mar y la tierra, fue destacada por Vicuña como central en la poesía griega. De Seferis (premio Nobel 1963) resaltó su aproximación al mundo helénico desde una perspectiva nueva, impregnada por la pérdida de la casa natal y la errancia. “Es un problema definir lo que Grecia es” (…) “porque Grecia no es un territorio”, apuntó Vicuña. “La conciencia de lo griego va en el idioma”.

“Yo creo que hay dos factores que son centrales en la historia de Grecia (…) que tienen que ver con una larga lucha conceptual entre la existencia de Dios y la ausencia de Dios. Mi tesis sobre el teatro es que existe el teatro porque el hombre se encuentra solo, distante de Dios. (…) Toda la relación de la filosofía presocrática es la relación del hombre con su entorno material. (…) Es una gran poesía esta porque tiene conciencia de las posibilidades reales del hombre.”

En cuanto al Elytis aportó que “parte a contactarse con el mundo desde una percepción heracliteana (…) de un fragmento de Heráclito que dice que la naturaleza ama esconderse. Tengo la sensación de que lo que él busca hacer es develar esa naturaleza.”

Respecto de su relación con Elytis, personal y literaria, contó: “Yo venía de una tradición huidobriana, más bien surrealistoide, medio Lautremont, medio Rimbaud, y me encontré de pronto con una poesía que si bien tenía una marca surrealista, se detenía en las cosas, en la materia., y eso para mí fue muy potente.”

Durante la lectura de sus traducciones de Anagnostakis y Sinopoulus, habiendo  experimentado este último los horrores de la guerra civil de cerca, Vicuña subrayó el vínculo que existe con la historia chilena. “Lo que podemos aprender” [de] una relación descarnada con la historia (…) el horror es un horror, no porque me haya pasado a mí sino porque ocurrió en esta tierra”. El evento fue presidido por el escritor Roberto Rivera, presidente de la SECH, y contó con la presencia de Natalia Panourgia, representante del cónsul de Grecia en Chile.