Taller literatura pintada: Explorando con agua, lápiz, pigmentos, marcas y manchas

“Estuvimos reflejándonos y se aparecieron manchas, lugares, alas, marcas, letras, piedras o sustancias.” Así se condensa la experiencia colectiva que supuso el Taller literatura pintada, instancia propiciada por la monitora Cecilia Almarza en la Casa del Escritor. Y tenemos aquí algunas voces de sus mismos protagonistas, los talleristas que conjugaron una muestra poético visual en el Salón Principal Gabriela Mistral.

“Convocado en la SECH por cuatro clases, la experiencia y el entusiasmo del grupo fue tan grande que duró tres meses maravillosos, en que liberamos, aprendimos y lo más importante, hicimos una red maravillosa en experiencia y fraternidad. En mi caso particular, nunca había tomado un pincel y no aspiraba a pintar grandes cosas, pinté para mis nietos, dos cuentos… Ahora, debo decir que tomé confianza con las manchas.”

Miryam Alicia Sendoya


“Fuimos alquimistas del color y la palabra. Soltamos la mano y las amarras, manchamos para enaltecer. Dejamos fluir agua y sentimiento. Le dimos permiso al azar del aire para que nos sorprendiera con su obraje más allá de lo planificado. Y nos anudamos en amistad, amorosos aprendices de las vivencias propias y ajenas.”

Cristina Larco

“Escribir con imágenes

Redactar con colores

Diseñar con trazos

Pensar con texturas

Redactar un discurso 

con las verdades del pueblo

Testimonear con las manchas

 de un inculpado”.  

Víctor López

“Agua y colores

se  transforman en cielos, nubes y niños

pájaros, zanahorias y pan

Continentes, manchas sutiles

En el taller literatura

pintada todo puede suceder…”

Solange Pavez


“Lápiz y pincel se  intercalan en un juego que activa y reactiva emociones a la vista de una mancha que viaja por el papel contorneándose y me habla y te habla y nos habla..De lo inmanente  papel, acuarela, pinceles, lápices…a lo trascendente, amores, dolores, llantos represados..un taller para sintonizar con los contrastes que la vida nos ofrece.”

Patricia Jiménez


“Feliz participando en un lugar donde la escritura surge natural entre colores y reflexiones.Gracias por este espacio.

Isolda  Zamorano


“Se conjuga la expresión artística de la acuarela con la palabra, a través de un descubrimiento individual y progresivo de la interacción del agua y los pigmentos, que interpretados por los participantes, ponen en relatos o poemas, esta combinación.El proceso terminó con la producción de un libro artesanal.”

Gloria Salazar