LIBRO SOBRE RAÚL ZURITA: Un mar de piedras

Por Equipo La Noche

Es brillante la recopilación de Héctor Hernández Montecinos, sobre el Premio Nacional de Literatura –2000–: Raúl Zurita, Un mar de piedras, editado por Fondo de Cultura Económica.

El autor, en las últimas páginas enumera las fuentes que basa el escrito, trescientas entrevistas con el nombre del entrevistador, medio y año publicada, pero no así en el recorrido del texto, los toma como una gran base de información y extrae la historia relatada por Zurita, que responde a su vida. Si bien no es una biografía, es el habla a ciertas preguntas, sin que los periodistas o entrevistadores se conozcan entre sí o se hayan puesto de acuerdo para hacer esas preguntas, sin embargo las respuestas de Zurita son coherentes porque, independiente de la entrevista, él relata en la misma línea que ha respondido a sus innumerables entrevistadores, con respecto a su infancia, su familia, la poesía, la política, su visión de país, sus sueños, etcétera. Fragmentadamente el autor las instala en párrafos, continuando así un relato que se lee perfectamente bien hilado y que son las respuestas textuales de Zurita, no hay preguntas ni comentarios y el lector va saltando de piedra en piedra sobre un río torrentoso, de párrafo en párrafo, como si el mismo Zurita fuera relatando su propia historia. Es muy interesante, porque deja abierta la idea de que la conversación como metodología de rescate de información y memoria, trasciende la palabra escrita y valida el habla como primera fuente.

Cabe imaginar las infinitas conversaciones que suceden en el mundo y las ideas que se traspasan, tejiendo una gran trama, en la cual queda solo lo importante, perdiéndose otras en un limbo que no llegará a ningún destino. El autor insinúa que este es un libro, como toda obra de arte consistente, siempre existió en alguna parte, en algún imaginario, solo faltaba reunir inteligentemente los elementos, como en este caso y le diera vida.

El libro parte con una reflexión fundamental de Zurita: “La idea que hay detrás de la realización de una obra es que se trata de un largo y tortuoso camino en que lo único que nos puede liberar del fracaso no es el triunfo, sino una cierta sabiduría frente a ti mismo, si logras entenderte dentro de ese torbellino de cosas, si logras perdonarte tus propias limitaciones o perdonar las de otros. Entonces, ahí no hay ninguna posibilidad de fracasar en tu propio mundo”.

Finalmente la creación, si bien parte de uno mismo, es un desarrollo que se conduce hacia un destino, que es por sí misma independiente del éxito o el fracaso que alcance.

Mar de piedras, estimula demasiado las posibilidades creativas que habitan en la literatura y en los espacios abstractos de la memoria donde radica, en este caso, una gran conversación.

Raúl Zurita, Un mar de piedras –2018–, Fondo de Cultura Económica.