El caso Capablanca

Aníbal Ricci Anduaga

El caso Capablanca, Julián Avaria-Eyzaguirre

Mosquito Editores, 2017

 

Novela con numerosas muertes, detectives tras las pistas y víctimas que en su mayoría provienen de los bajos fondos. Ingredientes esenciales de un relato policial que irá desplegando el pensamiento deductivo de un aspirante a detective, sin nombre, cuya identidad posiblemente será revelada en la próxima entrega del autor. El lenguaje fluido, con diálogos precisos y eficaces, da cuenta del Santiago en los márgenes del capitalismo. La novela utiliza la jerga del ajedrez para describir a los jugadores: el narrador encarnará al policía jugando con las piezas blancas y el asesino moverá las negras.

La estructura de la narración se construye a partir de las reglas del ajedrez y el lector será testigo de las tácticas seguidas por la policía y por su contrincante homicida.

Según palabras escritas con sangre al interior del baño de la federación de ajedrez, los homicidios responden a la venganza de Alekhine, campeón mundial famoso por su juego agresivo y que murió atragantado por un pedazo de carne.

El aspirante a detective bautizó el caso como Capablanca en alusión al rival al que Alekhine le arrebató el título y al que jamás le ofreció revancha.

En la segunda parte, el narrador cede lugar a la voz del victimario, aquel que pretende una limpieza de clases al interior de la federación de ajedrez, es un tipo astuto, se hace pasar por Alekhine para ocultar su profundo desprecio por los borrachos. Su estrategia (opuesta a la del ruso converso) es más bien cautelosa y, aun cuando quiere ser reconocido como campeón, va plantando pistas falsas que pretenden confundir a los detectives.

El homicida daña mentalmente y físicamente a la chusma, se erige como un adalid de la moral, un torturador que representa la peor faceta de la dictadura de Pinochet. Viste con corrección al igual que Capablanca, pero no comulga con los intereses del pueblo, he ahí su perfecto camuflaje.

 

Aníbal Ricci Anduaga, Santiago, 1968. Narrador y crítico de cine. Ha publicado “Fear” (2007), “Sin besos en la boca” (2008), “Tan lejos. Tan cerca” (2011), “Meditaciones de los jueves” (2013), “El rincón más lejano” (2013), “Siempre me roban el reloj” (2014), “Reflexiones de la imagen” (2014), “El martirio de los días y las noches” (2015), “El pasado nunca termina de ocurrir” (2015). Realiza crítica de cine en radio El Canelo y comentario de libros en escritores.cl y letrasdechile.cl, además de colaboraciones en la página de la Sociedad de Escritores de Chile. Es encargado de cultura de la revista digital dilemas.cl